Están entre nosotros, guía de reconocimiento del Mirrrey

Los hemos visto en las fotos de sociales, los centros comerciales fresas y las inauguraciones de antros mamones en Cancún; A veces caminando por Polanco y la Condesa, conversando en los Starbucks y en innumerables álbumes de facebook en pool parties. Son los primos con varo de nuestros conocidos, los hijos de los jefes de nuestros amigos y los responsables del repunte de venta de los rosarios como accesorio en la vestimenta diaria.

Tú eres el mirrrey papaaaawh

Desde hace tiempo tuvimos los indicios, pero quizás fuimos muy ciegos para hacer caso a las señales, de que estaban bajando de sus castillos en la cima de una montaña y que ahora se encuentran en todos lados, incluso en nuestros conciertos de TDCC (¡¡¡malditos!!!). Nos tomaron por sorpresa, en un plan orquestado seguramente desde el arribo de Roberto Palazuelos al trono de Acapulco. Finalmente ha ocurrido, los mirrreyes se han aburrido de la suntuosidad y ahora están entre nosotros.

 

Pero ¿cómo identificar a un mirrrey? No se trata de un fresa cualquiera, la antropología social me pica en las costillas para encontrar los rasgos distintivos de un mirrrey y tratar de entender los códigos comunes que distinguen a un mirrrey de un chavo de varo cualquiera, y es así como les traigo esta breve GUÍA DE RECONOCIMIENTO MIRRREY

 

1.      Sus padres son más ricos que el muñeco del Monopoly

cómo te quedas mirrrey??

Un buen Mirrrey debe tener varo y eso es tajante, su poder adquisitivo es más grande que la boca de Steven Tyler, y casi tan obscena. Sus carteras jamás han conocido la soledad y son capaces de llevar a cabo transacciones lejanas a toda lógica. Muy comprensible esta característica como factor determinante, sería difícil para un asalariado estar en la playa cada 2 semanas, pedir champagne en cada antro y estar en todos los eventos de sociales de la realeza capitalina. Si un mirrrey quiere ser músico se compra una Gibson Les Paul, si quiere ser diseñador se va a Milán, por eso, podrá haber muchos wannabes de mirrrey, pero  solo un verdadero papawh puede pagar la vida que un mirrrey se merece.

 

(Ej. No nos pega el cambio de horario… porque estamos acostumbrados a cambiar nuestro reloj al viajar por el mundo –tomado de twitter)

 

 

2.       Las brújulas ya no apuntan al norte, apuntan al mirrrey… papawh!!

El mirrrey es como un epicentro fotográfico, ha desarrollado al paso de los años la habilidad superhumana de sentir la presencia de una cámara, escuchar el obturador y en menos de un pestañeo adoptar el papel protagónico en cualquier imagen. Para el mirrrey no existe los extremos, únicamente el centro.

En el antro con las nenukis

Y es que al mirrrey le gusta, que digo le gusta, le encanta posar; Ha generado una relación simbionte con los flashes y su imagen ha tenido más reproducciones que la del Che Guevara, ya sea señalando a la cámara en la playa, pintando cuernitos con un mesero o enseñando pelo en pecho mientras abraza a su mirrreyna, siempre tendremos al mirrrey opacando a cualquier rockstar para decirte “mírame papáwh, llegué para quedarme, deslúmbrate con mi duckface”.

 

(Ej. Los mirrreyes nos tomamos fotos y recortamos a nuestras reinas… somos los estelares de las fotos! –tomado de mirrreybook)

 

3.       El inconfundible lenguaje mirrrey

La onda mirrrey implica que toda palabra es susceptible de transformación hacia su extremo ridículo, principalmente hacia la inclusión de las terminaciones wh,  irri y duki,  de manera que si tú, o alguien que conozcas te dice papawh o papaloy, te invita a nadar en su alberquirri, con unas mamirriquis, a tomar tragos coquetos, o te dice que le duele su pancirri, que se ve mamaduki en una foto, que se le antojan baguettirris y que extraña a su nenuki… definitivamente se trata de un mirrrey o una mirrreyna… papawh!!.

(Ej. vete comprando las Möet Chandon, yo me lanzo por la ‘Queen of the Seas” a pescar unas sirenirrris –sacado de twitter, y neto sigo sin saber qué dice)

 

4.       ¿A quién se le ocurrió que las camisirris necesitaban tantos botones?

el café que el mirrrey prefiere

Híjole, la vestimenta del mirrrey merecería un artículo aparte, pero ya vamos tarde. Las camisas de los mirrreyes no pueden tener más de 3 botones abrochados, al parecer contravenir esta ley es el delito más penado por el alto consejo mirrrey, de esta característica se derivan dos ramas, el mirrrey que enseña pelo en pecho (#peloempecho) y el mirrrey que se depila, y brincando de un concepto a otro, el mirrrey que enseña pezón.

Pero no se confundan, también podemos encontrar al mirrrey en otras presentaciones, como es el caso del mirrrey playera polo, o el mirrrey con saco y sin playera. Otros distintivos son los rosarios en el cuello, los lentes a la Kanye West y más recientemente, el mirrrey con sombreriki a la hipster.

 

(Ej. Eres más insignificante que los dos primeros botones de la camisa de un mirrrey – dicho popular)

 

 

5.      Al Mirrrey le gusta fiestar

Al grado de ser considerados como los guidos mexicanos (para más información de guidos, consulte Jersey Shore… bajo su propio riesgo), los mirrreyes viven en un estado alterado del tiempo espacio, en el cual, cada día de cada semana de cada año, es viernes en la noche, y no crean que vivir así es fácil, pero es la maldición que pesa sobre el mirrrey y la cual está dispuesta a llevar durante su existencia.

Yo no concuerdo con que sean comparados con guidos, porque el rasgo distintivo de un guido es que pretende ser un italoamericano fiestero y no necesariamente debe tener capital económico para serlo. Por otro lado, el mirrrey padece de aburrimiento crónico, lo cual los ha llevado en fechas recientes a colonizar los lugares que antes no visitaban, en busca de excitantes experiencias nuevas como es viajar en metrobus. Y se suma a este hastio el flirteo que los mirreyes han sostenido con los hipsters, que ya más bien se volvió faje y los ha acercado a la música indie y los antros de poca monta.

(Ej. #UnaTumbaQueDiga Aquí descansa un #Mirrrey. Sólo la muerte lo separó de la fiesta. –tomado de twitter)

 

6.       Un Mirrrey es actitud… papaloy!!

Soy el mirrrey de mirrreyes

Mirrrey sin estilo no es mirrrey, y ese estilo combina la actitud nomemereces de Luis Miguel, la pose rockstar de los gueyes de Kudai y la esencia decadente de Paris Hilton en el caso de las mirrreynas. El mirrrey siempre será galán, pero galán de trompita parada y abdominales de gimnasio, los cuales no dudará en mostrarte mientras mira pensativo al horizonte en una foto.

 

El mirrrey se broncea y se pone mamaduki en el gym, igual te avienta una mirada blue steel que te deslumbra con su copa de champagne, o que se deja sabrosear por dos de sus mirrreynas en un yate. Porque cada foto es un homenaje al más grande héroe mirrrey, el diamante negro, aquel cuyo nombre no debe ser profanado: Roberto Palazuelos, role model mirrrey.

(Ej. Todas las morras tienen un #mirrrey, al menos en la cabeza. –sacado del tuita)

 

7.       Los mirrreyes exhiben su cariño en público.

amor de mirrrreyes

Contrarios a la mayoría de los hombres, que solo cuando estamos muy borrachos nos abrazamos o nos ponemos emotivos, el mirrrey no le tiene el menor temor a mostrarse afectuoso con sus otros mirrreyes en público, en actos de exhibicionismo que rayan en el homoerotismo. Pero no se confundan, en el universo alternativo del que hablamos, el mirrrey es un macho alfa, aunque se haga la pedicura y comparta el jacuzzi con otros 5 hombres. Y ya, ese punto no se discute.

 

(Ej. ay mirrrey no me agarres la chichitz que me da risa… – sacado del mirrreybook)

 

 

 

8.       La sociedad mirrreynal funciona en manada

El mirrrey es un ser social… a lo cabrón, por un principio muy fácil de entender:  si solo salimos de a dos, ¿quién nos va a tomar las fotos?

admira mi trajirri

Regidos por esta regla de oro, podemos ver las constelaciones de mirrreyes, con sus respectivas mirrreynas, entrando a los antros, o constantemente hablando por su telefunki para saber a qué hora vas a llegar papawh. Y esto es consecuencia del temor que las mamukis de los mirrreyes les han infundido a sus críos, de que si salen de las manadas los devoran las hienas.

 

(Ej. Mamawh mamawh en la escuela me dicen #mirrrey, callate, abrochate la camisa, quitate el rosario y deja de señalarme papaloy! –otra vez del twitter)

 

En fin, hasta aquí llega el recorrido por la cultura mirrrey, les recomiendo que amplíen la información entrando al famosísimo Mirrreybook  http://mirrreybook.tumblr.com, y que se claven al hashtag #mirrrey, o al #papawh. Le agradezco a Miriam y Ale por su valiosa aportación y los dejo con la definición que hace el diccionario urbano del mirrrey (http://www.urbandictionary.com/define.php?term=mirrrey)

 

A term used in latinamerica, mainly in Mexico, referring to a 15 to 30 years old male that likes to show off, wears shirts leaving more than 2 buttons open at the top, drinks champagne, shows way too much love to their mirrrey friends being not necessarily gay. They also like to be the leading role in photos, you will find them as the guy that makes a duckface and a rock&roll sign with his hands.

those mirrreyes ordered 5 bottles of Moet Chandon at the club

mirrrrey de corazones (lol)

@malebolgio

Puede interesarte: